miércoles, 28 de septiembre de 2011

APROVECHAR LIENZOS QUE TENEMOS TERMINADOS.

          Empezaremos diciendo que desde los grandes maestros hasta los pintores de nuestros días utilizan en reciclaje de lienzos para segundas obras, son hechos contrastados pues no es la primera vez que se pasa una obra maestra por rayos X y verifican que debajo hay otro motivo diferente.

         De cara a nosotros hay veces que una vez pintado un cuadro por diversas razones no queremos conservarlo, así que en esta situación tenemos dos opciones........ " regalarlo "......... ó volverlo a utilizar,  bromas aparte la segunda es la que mas nos interesa por razones varias.

         La razón principal de volverlo a utilizar es obvia, ya que nos supone un ahorro y los materiales de pintura no son nada económicos, teniendo en cuenta que cuando empezamos nuestra andadura realizamos cosas que luego no nos satisfacen, mas justificado lo tenemos.


   
         La verdad es que es una operación muy fácil de realizar por varios caminos y que los resultados que obtenemos es un lienzo como el primer día, eso sí con varias capas más, que no nos impedirán pintar de nuevo.


EL PROCESO


               Si el lienzo tiene capas bien extendidas y sin realces por acumulación de pintura, podemos pintar directamente, solo tenemos que representar y encajar el nuevo motivo con pincel, para seguir con el proceso habitual.


                   Tener en cuenta que al tener el lienzo varias capas no es necesario que empecemos a pintar  con medio mezclado con trementina  al 50 %, si no que empezaremos directamente como si fuera la 3ª o la 4ª capa ( esto es valido para casi todas las opciones ).


         2ª        Si nos gustan el estilo de cuadros con superficie texturada, igualmente podemos empezar como el sistema anterior, tendremos en cuenta de aprovechar esas textura por acumulación de pintura, que ya tenemos de el cuadro anterior para el nuevo.

       
                  Otra forma que utilizan muchos artistas es la de cubrir el cuadro con una capa de color, acorde a la nueva composición cromática, con el propósito de que no les moleste la pintura original cuando hace el bosquejo del nuevo motivo, una vez seca la nueva capa se procede a trabajar normalmente.


                Los grumos de pintura seca acumulados en el lienzo que vamos a utilizar, pueden ser un inconveniente por varias razones, una de ellas es que no te gusta las obras texturadas así pues la solución es lijar la superficie donde aparecen los grumos.

                     Para ello lo haremos con una lija de papel relativamente fina, con cuidado de no deteriorar el lienzo........ en una palabra " sin pasarse ".  

                    Terminada la reparación es conveniente de que si el lienzo original tiene de base colores oscuros, le demos una capa previa de color claro, es importante.


                 Podemos tirar como se dice " por la calle del medio " y es adecuar la superficie del lienzo
lijándola y des`pues de limpia y lisa  la daremos una mano de pasta base bien uniforme y esperar a su secado para pintar como si se tratara de un lienzo en blanco.



La adoración de los magos- Leonardo da Vinci

          El cuadro de Leonardo certifica lo que trata la entrada, debajo de la ultima capa han descubierto que hay otros trazos que no tienen nada que ver con el original.


          Si os interesan los detalles lo podéis encontrar en ésta página.........
           http://www.abc.es/20101117/cultura-arte/bocetos-davinci-201011171649.html



           Ya conocemos como recuperar nuestros lienzos que no nos interesan, así que no hay que desechar nada y reutilizar, que es mas asequible económicamente.        



                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario